Mi primera pipa

Leonardo Herrera
Creado: 4/12/2003
Última Actualización: 21/9/2004

Esta es mi primera pipa. No, no la primera pipa que poseo; esta es mi primera pipa, la estoy fabricando.Si deseas averiguar más del proceso, lee más abajo.

La madera

El material más recomendado para fabricar una pipa es la raíz de un arbusto, el brezo blanco (erica arborea). Lamentablemente, en Chile la madera de brezo no existe, y a pesar de que este arbusto crece muy bien en nuestro clima, su uso se reduce al paisajismo. Por lo tanto, para comenzar, tuve que escoger una madera nativa.

Buscando información encontré la página de un fabricante de pipas argentino, Pipas Pimbo, que asegura que la Lenga es una madera más que adecuada para fabricar pipas. Incluso hay personas de un club de pipa trasandino que le hicieron favorables reviews; alabaron, sobre todo, su peso (¡una pipa Pimbo pesa cerca de 50 gramos!).

Mi padre es mueblista, y tiene un profundo conocimiento sobre maderas chilenas y sus propiedades. Le pedí que me mostrase Lenga, y efectivamente, su composición parece ser buena para una pipa. No obstante, no me convence la veta, no es excesivamente atractiva a la vista (en una pipa, los muebles de Lenga son exquisitos). Conversando sobre las características deseables en la madera de la pipa, se recordó que hace un tiempo le vendieron una madera bastante extraña, el ciruelillo, unos tablones que estuvieron enterrados más de 50 años. La veta del ciruelillo es extremadamente hermosa, de un atractivo tono rojizo, con una veta suave y jaspeada con rojo oscuro. Es increíble para trabajarla, y responde muy bien.

La Cera

Las pipas de calidad van recubiertas y pulidas con Cera de Carnauba, una cera dura de origen brasileño que se extrae de una palma. Busqué por muchas partes donde podía encontrar carnauba pura; después de muchos intentos fallidos, por fin dí con una empresa química, Química Lutromo, que vende al detalle. Me compré una bolsa, viene en escamas; a ver cómo responde al transformarla en un bloque. En la central me habían dicho que vendían sólo en la sucursal ubicada en Puerto Vespucio; menos mal que consulté su sitio web, y llamé a la sucursal de San Miguel (donde vivo) y también tenían. Me costó $1700 la bolsa de 1 kilogramo.

El Acrílico

Las boquillas de la pipa se fabrican en variados materiales: acrílico (Lucite), ebonita (conocido como vulcanite por los gringos; es un derivado de goma, vulcanizada), baquelita, epoxy, cumberland (no sé lo que sea eso). Un bastón de ebonita o acrílico cuesta cerca de los 30 euros. Ouch, traer dos barras de un metro de largo cuesta cerca de 70 euros; sin contar la internación y todos esos impuestos draconianos que debemos pagar acá. Así que, para probar la mano, me compré un trozo de acrílico de 3 ctms de espesor y unos 20 ctms de largo ($1000) en Acryl, donde me informaron que una plancha de acrílico negro de 3 ctms me saldría la friolera de 300 mil pesos (y más). Ya tengo claro que si deseo fabricar más pipas debo tener esa plata. Snif.

El Pulido

Para pulir la pipa, se usan unos discos de paño. Los encontré en Color Shoes; cuestan desde $16.000 más IVA. Inocentemente, llevaba 10 lucas, así que tendré que ir a comprar uno mañana.

La Cazoleta

Escogí para mi primera pipa la tradicional Póker, por ser un modelo sencillo, al menos a la vista. Las medidas son un tanto descomunales; pero no importa, estoy enamorado de mi pipa. Aún no la fumo, obviamente, pues no tengo aún la boquilla. Falta profundizar el agujero donde se ensarta la boquilla (la balseta) y pulir el interior de la cazoleta.

La Boquilla

No he comenzado con la boquilla aún; hoy en la noche haré un bloque, y mandaré a hacer un cilindro a una tornería. Incorporaré la espiga en la boquilla en el modelo para tornear, obviamente.

Con todo, espero tener la pipa lista el fin de semana. ¡Postearé fotos!

Update

¡Ya le tomé fotos! Hay además, fotos de mi segunda pipa en progreso.

Este sitio es mantenido con ePublish